“No es tiempo de alianzas. La fortaleza es nuestro partido”

(ADN).- El intendente Gustavo Gennuso coincidió con el gobernador Alberto Weretilneck con que “no hay que apresurar” los tiempos de las candidaturas. Sin embargo, bochó la estrategia de los regionalismos para conformar la fórmula de Juntos y aseguró que no habría que avanzar en alianzas nacionales, sino fortalecer el perfil provincial del oficialismo. Y se mostró lejos de la filosofía del macrismo.

Gennuso, en diálogo con radio La Puntual, hizo un balance de la reunión que la mesa política de JSRN tuvo en Viedma: “el encuentro fue muy operativo y satisfactorio” resumió. Explicó que “las bases vienen reclamando acciones en las ciudades y parajes” a través de las mesas locales, y ese fue uno de los ejes abordados por los dirigentes.

El intendente, que también es secretario general del partido, planteó -ante la consulta periodística- “no apresurar el debate de las candidaturas”, “tenemos mucho para caminar” indicó respecto de la gestión gubernamental y la acción política. “Cualquier ronda de candidatos nos pone en un lugar que no somos y trae desgaste”, explicó.

Así, coincidió con Weretilneck quien viene planteando que este año (producto de la crisis económica) es complejo avanzar con el diseño electoral, que podría quedar para 2019.

De todos modos, Gennuso dijo que no cree en el concepto de regionalidad o territorialidad para definir la fórmula del oficialismo, como promueven algunos dirigentes que impulsan un eje Alto Valle-Bariloche. “Tiene que haber personas que quieran asumir esa función, y sean idóneas para llevarla adelante”, subrayó.

Sobre la posibilidad de avanzar en acuerdos con partidos con anclaje nacional (Cambiemos o el Peronismo Federal), respondió: “insisto en que la fortaleza es construir de desde lo provincial, desde lo local, ésa es la mirada. Cuanto más fuertes seamos ahí, cuanto mejor proyecto tengamos, cuanto más desarrollemos nuestro gobierno -el Plan Castello fue revolucionario-, mientras nos asentemos en esas bases, lo nacional irá por el lado de lo nacional”.

Y ratificó: “no es tiempo de alianzas, es tiempo de construir la fortaleza de nuestro partido”.

El intendente también habló de su formación política y filosófica para cimentar la idea del proyecto provincial y sirvió para diferenciarse del macrismo.

Al ser consultado sobre su perfil de dirigente (que gusta en Cambiemos) y las chances de ser tentado para trabajar en el proyecto político de la Casa Rosada, dijo: “Provengo de un partido local, tengo una trayectoria asociada a lo social y al trabajo con los más pobres, y desde esa perspectiva miro la historia y la política”. “Creo en que todos tengan las mismas oportunidades y puedan vivir mejor. Tengo un lema que es: desde los pobres a todos. Si miramos desde esa ventana no nos vamos a equivocar”, aseguró.

Frente a la repregunta sobre que el presidente Mauricio Macri plante “pobreza cero”, expresó que “mientras digamos lo que los pobres tienen que hacer, nunca vamos a hacer un cambio estructural. La transformación es darle protagonismo a esos sectores. Mi pensamiento es de promoción de derechos de los sectores más postergados con protagonismo real, no como receptores sino como seres activos de la transformación”.

Gennuso no cree en la teoría del derrame. Habló de la temporada que se espera en Bariloche y se mostró esperanzado en que la actividad genere puestos de trabajo.

“No creo en la teoría del derrame, porque es lo que sobra. Lo que se tiene que hacer es distribuir genuinamente la riqueza” aseveró, y dijo que “los actores de la economía son todos”. “No habría empresarios pujantes sin trabajadores”.

Por último, afirmó que “la inflación es un flagelo y golpea a los más postergados”.