Barrionevo diseña la intervención en Río Negro

(ADN).- El interventor del Partido Justicialista, Luis Barrionuevo, está proyectando la designación de dirigentes en todos los distritos. Así, pretende extender la intervención nacional a las provincias. Ese diseño ya tiene candidatos a conducir los procesos locales. Pero antes, debe esperar la resolución de la Cámara Federal que deberá resolver la apelación que hizo José Luis Gioja.

Si el Tribunal avalara el dictamen de María Romilda Servini y confirma la intervención al PJ nacional, el gastronómico avanzará en su plan de “normalización” y “unidad”, que incluye reformular la juventud y el espacio sindical.

En Río Negro ya se evalúan nombres de posibles interventores. Uno que sonó con insistencia durante los últimos días fue el del ex senador Remo Costanzo. Hay otros. En esa lista también aparece el ex juez Víctor Sodero Nievas. Aún no hay conformaciones.

De todos modos, la intervención será “acordada con el flaco” admitieron fuentes partidarias a ADN, en relación al senador Miguel Pichetto.

Una vez conocida la disposición judicial, el PJ de Río Negro emitió un duro comunicado rechazando la intervención dispuesta por Servini. Fue mediante un comunicado firmado por el presidente Martín Soria. La calificaron como “infundada e ilegítima”, denunciaron que a través de ella “pretenden proscribir a la principal fuerza opositora”, y aseguraron que “esta intervención judicial no impedirá que el Partido Justicialista Distrito Río Negro siga denunciando y exponiendo al modelo neoliberal del gobierno de Mauricio Macri y sus empresarios disfrazados de ministros”.

Días más tarde, Soria aseguró que “detrás de esta intervención está Macri”, convirtiendo a quienes tomaron las riendas del partido después del fallo judicial, en funcionales al macrismo.

Los últimos días de la semana pasada, comenzó a circular con insistencia en medios nacionales la posibilidad de la intervención a las provincias. Consultado por esta agencia, el apoderado del partido, Nicolás Rochás, aseguró que “desde lo formal, es decir, lo legal y lo estatutario, no hay argumentos para que ello ocurra. Tenemos los autoridades elegidas, los balances aprobados…está todo ordenado”, afirmó.

Sin embargo, dejó una puerta abierta: “Si nos guiamos por el fallo de Servini, todo puede pasar. Sus argumentos son políticos no jurídicos” indicó, y recordó que la jueza con competencia electoral puso como uno de los argumentos centrales para su resolución, las derrotas del peronismo y las divisiones internas que sufrió.

Desde la intervención que encabeza Barrionuevo, se apunta a los distritos denominados kirchneristas. Y se critica con fuerza la decisión de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por haber abandonado el justicialismo y armar Unidad Ciudadana.

En los alrededores de CFK le recriminan al gastronómico no tener el mismo criterio con los dirigentes del PJ que se fueron al Frente Renovador con Sergio Massa, y que en las últimos elecciones conformaron una alianza con Margarita Stolbizer.