Convención: La UCR condiciona la alianza con el PRO

(ADN).- La UCR y el PRO comenzaron una carrera contra el tiempo para tratar de arribar a un acuerdo que permita sellar la alianza Cambiemos en Río Negro. Estas horas son clave. El radicalismo solo aprobará en su Convención del sábado sumarse al macrismo, si se abren los cargos en los organismos nacionales y la fórmula en octubre es encabezada por un boina blanca.

Muchos dirigentes de la Unión Cívica Radical, evalúan que -aún después de la derrotas en el domingo- sigue siendo un partido más sólido, con más afiliados y territorio que el PRO, y quieren hacer valer ese peso político. “Nos necesitan” asegura la concejal de Viedma, Genoveva Molinari. En diálogo con esta agencia, dice que “el proceso debe ser comandado” por su partido. Y recalmó más protagonismo y una “verdadera coalición de gobierno, más que una alianza electoral”.

Esta postura es compartida por la una mayoría que está dispuesta a no votar en la próxima Convención el ingreso del partido a Cambiemos, si estas condiciones no son acpetadas por el PRO.

Ayer, el intendente José Luis Foulkes hizo una apuesta a la consolidación del espacio en Río Negro. Hay varios intendentes que ya se sienten más cerca del PRO que de la UCR. Y otros que militan más cerca del gobernador Alberto Weretilneck, que dentro de los comité. La situación es compleja y de realidades discímiles en el partido que conduce Darío Berardi. Por eso, se espera que la reunión del órgano partidario comience a poner un orden, al menos orgánico.