Tarifa de gas: recurso contra la compensación a empresas

(ADN).- Todos los Defensores del Pueblo de Argentina presentaron un recurso ante el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, contra la resolución que dispuso la compensación a empresas distribuidoras de gas por el incremento del dólar, a cargo de los usuarios en veinticuatro cuotas y con interés a partir de enero de 2019.

“Presentamos un recurso para evitar el pago que compensa a las empresas de gas” confirmó la defensora de Río Negro, Adriana Santagatti, integrante de la Asociación que elevó el escrito a Dujovne. “Son 10 mil millones de pesos que los usuarios les tendríamos que pagar a las empresas”, agregó.

En diálogo con FM La Súper, añadió que “Iguacel tiene que entender que cuando se gobierna, se gobierna para todos, no para las empresas”.

Javier Iguacel es el secretario de Energía que ahora, después de los cambios en el gabinete nacional, depende del ministro Dujovne.

Los Defensores indicaron que “resulta obligatorio, para la autoridad estatal, la realización de audiencias públicas previas ante cada alteración de los elementos que componen la tarifa que los usuarios deben pagar; en las cuales se debe garantizar principalmente un ámbito participativo, el acceso de los sectores interesados e información suficiente, adecuada y veraz”.

En el escrito impugnatorio, los Defensores expresan que esta resolución se dio en el contexto de emergencia energética acentuado por los exponenciales aumentos tarifarios (con estimaciones que lo fijan entre un 1800% y un 2775%, según metodología utilizada) que, como se señaló en las distintas audiencias públicas en las que participaron los defensores del Pueblo, dificultan o impiden el acceso de distintas categorías de usuarios al pago de las tarifas y en consecuencia al mantenimiento de servicios elementales para nuestra sociedad.

Y agrega que la medida impugnada se dictó al mismo tiempo en que se dejó sin efecto la bonificación del 10% en el precio del gas natural por redes y del gas propano incluido por redes para todas las categorías de usuarios residenciales que registraron un ahorro en su consumo igual o superior al 20% con respecto al mismo periodo del año 2015; la eliminación de los topes porcentuales establecidos que mitigaban el impacto de los aumentos tarifarios y una considerable reducción de la tarifa social federal.