Lorenzetti dejó la titularidad de la Corte. Lilita festeja

(ADN).- Tras 12 años en el cargo, el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti dejó la presidencia del órgano máximo judicial macional. Trascendió que perdió una votación contra Carlos Rosenkrantz, quien lo sucederá a partir del 1 de octubre. Este cambio se resolvió hoy en una reunión de la CSJ de la Nación.

Lorenzetti pretendía continuar encabezando el máximo tribunal, pero no logró sostener el eje que integraba junto a Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco. El primo lo apoyó, pero la única mujer del órgano le quitó su banca y la votación culminó 4-1 contra el actual jefe de la Corte.

El actual titular de la CSJN llegó a la reunión semanal con la idea de asegurarse un nuevo mandato, cosa que expresó al comienzo de la acordada, que empezó a las 10.30 horas. Pero enseguida el eje integrado por Rosenkrantz y Horacio Rosatti le planteó que no estaba de acuerdo y comenzó una discusión casi inédita en esta Corte.

Lorenzetti, de 62 años, llegó a la Corte Suprema el 12 de diciembre de 2004 y el 7 de noviembre de 2006 fue designado como Presidente del cuerpo, cargo que asumió formalmente el 1 de enero de 2007, en reemplazo de Enrique Petracchi.

Lilita festeja

La diputada de la Coalición Cívica e integrante de la alianza Cambiemos, Elisa Carrió, celebró la renuncia de Ricardo Lorenzetti a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia.

“Gracias a Dios por lo que ocurrió, se acabó la impunidad y la extorsión”, manifestó y señaló que ella había trabajado para que eso sucediera. “Déjenme gozar hoy”, expresó ante la consulta de los periodistas durante un breve contacto en la Bolsa de Cereales porteña.

“Yo sabía todo pero no sabía que iba a poder ocurrir. Yo no sé si el Presidente trabajo para esto, pero yo sí”, destacó Carrió. “¡Gracias a Dios!. Terminó la impunidad y la extorsión. No es más presidente, que es quien administra la Corte. ¡Es un milagro! ¡No sabía que podía ocurrir!”, completó.

Carrió había pedido el juicio político del magistrado tanto en 2017 como en 2018 por supuesto “mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones” y “montar una agencia de inteligencia paralela”. Lorenzetti la había intimado a retractarse de sus dichos.