La política juega hoy en Roca, Campo Grande y Viedma

ADN

(ADN).- La política no da respiro y hoy hubieron acciones que tensaron más las internas de Juntos y el Frente para la Victoria. El gobernador Alberto Weretilneck eligió este día para desembarcar en Campo Grande para llevar los aportes del Plan Castello, y logrará una foto con el intendente Pedro Dantas y el legislador Ariel Rivero, al mismo tiempo que en Roca sesiona el Congreso del PJ. Mientras tanto, en Viedma se juntan avales para abrir una Unidad Básica que sustente la postulación a intendente de Juan Manuel Pichetto.

El dato inquieta a ambos espacios, después de la reunión que Weretilneck tuvo con Pichetto en la Residencia de los Gobernadores, y el guiño a la candidatura a presidente de Juan Manuel Urtubey por el peronismo federal.

La tensión fue en aumento, ya que la posibilidad de unidad entre el weretilneckismo y el pichetismo podría generar el alumbramiento de un nuevo espacio político en Río Negro. ¿Qué harán en Juntos y el FPV?.

El presidente del PJ, Martín Soria, se mantiene en silencio y espera que haya definiciones, pero no se conmueve -dicen en su entorno- por los movimientos del senador y sus dirigentes. “El que no quiera estar, se irá” vociferan en Roca. Sin embargo, el partido envió una señal desde Lamarque a través de un documento que se consensuó al más alto nivel dirigencial.

Por el lado de JSRN tampoco hay expresiones públicas, pero por lo bajo transmiten que no confían en el pichetismo, ya que -evalúan- solo quieren presionar a Soria para que le garantice la senaduría a Pichetto, y están seguros que al final terminarán acordando. Conocedores de los actores y el partido, visualizan que la jugada dejará en off side al oficialismo.

La recolección de firmas de afiliados justicialistas de Viedma para inaugurar una nueva Unidad Básica como puntal de la candidatura de Juan Manuel Pichetto, va viento en popa. Sería la segunda de su tipo en la ciudad, desde que se modificó la Carta Orgánica del PJ, que permite el armado de esos espacios -tantos como se requieran- mientras tengan el aval mínimo de 150 afiliados. La primera fue la que presentó la concejal Evelyn Rousiot, para apuntalar su postulación.

Hay desconcierto en algunos sectores del FPV y JSRN, porque el pichetismo da señal hacia todos lados y, mientras impulsa una interna en Viedma dentro del peronismo, promociona un acuerdo provincial con el gobernador para sumarlo al espacio federal.

Algunas versiones, indican que el gobernador no promocionará ningún candidato a intendente en Viedma, como señal de buen vecino político con Pichetto, quien puede jugar la interna con Rousiot, o avanzar por fuera. Para eso se armó un partido vecinal.