Todos contra Soria

(ADN).- La Casa Rosada está delineando la estrategia electoral 2019 para las provincias.  Uno de los objetivos es cerrar un gran acuerdo con Miguel Ángel Pichetto y Alberto Weretilneck para que el gobernador  pueda ir por la re-reelección y evite un triunfo de Martín Soria. La jugada es avalada por el Presidente.

En la Rosada no ven con malos ojos la posibilidad de cerrar un acuerdo con Weretilneck para llevarlo como candidato y apuestan a sumar a Pichetto, que tiene una buena relación con el gobernador de su provincia, reveló hoy La Política On Line.

La carta con la que juega Weretilneck es que todas las encuestas demuestran que es el único dirigente con números para pelearle mano a mano una elección a Soria, que aparece como favorito. El año pasado su hermana Maria Emilia ganó la legislativa con el 49 por ciento de los votos.

En esa elección, el gobernador ya hizo un acuerdo con la Rosada y bajó su lista después de las PASO para evitar que la división con el PRO le deje los dos diputados en disputa al FPV.

Weretilneck estuvo esta semana en la Casa Rosada, donde reconocen que están tratando de hacer un acuerdo con él y también admiten que si no se juntan lo más probable es que Soria y el kirchnerismo se queden con la gobernación.

En el Gobierno dicen que Macri estaría de acuerdo con cerrar esa alianza.

Uno de los problemas es que no todos los dirigentes del PRO rionegrino estarían de acuerdo con cerrar el acuerdo. El diputado Sergio Wisky, que ya se lanzó a la pelea por la gobernación, rechazó públicamente un tercer mandato de Weretilneck y se descuenta que se opone al acuerdo. En cambio, menos dura sería la postura del intendente de Cipoletti, Aníbal Tortoriello, otros de los que aspira a encabezar la boleta.

Mientras negocia con el Gobierno, Weretilneck también coquetea con sumarse al bloque de gobernadores “Argentina Federal”, lo que confirmaría el cierre del acuerdo con Pichetto. El rionegrino se menciona como uno de los próximos en sumarse a la foto y estaría en el acto de lanzamiento del 19 de diciembre en Costa Salguero.

Antes, la semana próxima, Pichetto visitaría Bariloche junto a Massa y Urtubey, y nadie descarta que se sume el mandatario.

Días atrás, Weretilneck reconoció “la posibilidad de participar” en el próximo encuentro. “Lo hemos hablado muy por arriba” con Pichetto, pero “es una posibilidad”, agregó el rionegrino. “Hay vínculos personales de hace muchos años con Pichetto por su vínculo nacional con la provincia, con Sergio Massa, con Juan Manuel Urtubey y con los gobernadores”, argumentó.

El coqueteo con el peronismo federal apunta también a desgastar a Soria, que en los últimos meses se cuida de no pegarle a Pichetto para evitar una ruptura en el peronismo. Pero los legisladores provinciales que responden al jefe de los senadores del PJ ya dieron muestra del acercamiento a Weretilneck y acaban de votarle el Presupuesto y la derogación de las PASO, rechazada por el FPV.