“Reajuestes incorrectos” en propiedades rurales

(ADN).- El presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro, Marcelo Casagrande, denunció que la Provincia está realizando “en forma incorrecta” reajustes en los relevamientos catastrales de las propiedades rurales, lo que aumenta los valores del impuesto inmobiliario.

Según el dirigente, los impuestos “que no tienen nada que ver con la realidad”, y las valuaciones que se han hecho “de ninguna manera se pueden pagar”.

En diálogo con FM Nativa ejemplificó que “unas 15 mil hectáreas en área de secano de Valle Azul, con una muy baja receptividad, de unos 300 animales, debería pagar de acuerdo a la valuación fiscal que se hizo unos 400 mil pesos anuales, lo que hace inviable producir, habría que trabajar sólo para pagar el impuesto inmobilario”.

Casagrande informó que en su momento la Agencia de Recaudación Tributaria a través de su Gerencia de Catastro tercerizó en la empresa Aeroterra SA el relevamiento del territorio a partir de imágenes para individualización y georreferenciación de inmuebles, tanto en el ámbito urbano como rural.

Pero cuestionó que “no han hecho correctamente las modificaciones o reajustes que debían hacer y los resultados no se condicen con la realidad de los campos para nada; se han cometido muchos errores, sobre todo en las áreas bajo riego y en la Región Sur”.

En ese sentido indicó que, “especialmente a los productores del centro-sur provincial que de a poco se han ido recuperando los rodeos después del tremendo impacto que tuvo la sequía y la ceniza, ahora les vienen valuaciones que no pueden pagar, sobre todo porque estamos hablando de pequeños productores en su mayoría, economías de subsistencia”.

Casagrande confirmó que se han dirigido al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca “para que se evalúe este problema y se hagan las correcciones que se tienen que hacer, que haya una correspondencia con la realidad de las producciones”.

Insistió que “no han hecho correctamente las evaluaciones, hay una sobrevaloración de los campos, tanto es así que los productores al ver la evaluación fiscal dice ‘lo vendo ya’, pero lo cierto es que no es real y sacan el tributo en base a eso, llegando a valores impagables”.

De todos modos, Casagrande expresó su confianza que “el gobierno siempre nos ha escuchado” y esperan revertir esto.