En clave macrista, Weretilneck reunió su gabinete

(ADN).- El gobierno provincial suena cada vez más en línea con la Casa Rosada. Gestos, fotos, formas de comunicación y temas de gestión componen la sintonía fina. La preocupación central es el gasto público y la situación fiscal. Alberto Weretilneck hizo un balance sobre la reunión con Mauricio Macri.

“El equipo de Gobierno a pleno trabajó sobre los avances de distintas políticas de Estado” fue el título del comunicado oficial del encuentro que se realizó en la Residencia. El “equipo” reemplazó al “gabinete”. Macrismo explícito.

La novedad es que a las reuniones volvió el vicegobernador Pedro Pesatti, desterrado durante meses de esos encuentros, lo que comenzó a evidenciar la grieta en Juntos, que por estos tiempos está más intensa que nunca.

“El ministro Agustín Domingo nos exhortó a continuar con el esfuerzo de austeridad” dijo el titular de la cartera de gobierno, Luis Di Giácomo, transformado en vocero. Un dato que sonó a conformación del cuestionado funcionario. “También se trabajó sobre los avances en el proceso de modernización” agregó. Ese plan incluye un nuevo modo de relación con los trabajadores estatales, ya que plantea una unificación de “calificación por objetivos” y la unificación de criterios en las áreas de recursos humanos, que podrán redestinar a los empleados en los organismos estatales, y definir el achique o ensanchamiento de áreas, un calco de la ley nacional que tiene su epicentro en el ministerio que conduce Andrés Ibarra.

La foto del encuentro muestra distensión y un ambiente ameno, antagónico del clima de tensión política por las candidaturas y el rumbo del oficialismo en las próximas elecciones. También muestra al gobernador rodeado de dos ministros pre candidatos: Mónica Silva (Educación) y Carlos Valeri (Obras Públicas).

“En cuanto a la situación gremial, se analizaron los pedidos de los sindicatos para volver a reunirnos” expresó Di Giácomo. “Resolvimos hacer las citaciones correspondientes para la primera semana de junio, tanto Educación con UnTER como nosotros a través de la Función Pública con UPCN y ATE. Veremos sus requerimiento y estamos como siempre abiertos al diálogo”, agregó.

Sin embargo, no habrá posibilidad de aumentos antes de agosto. Los gremios quieren -al menos- achicar los plazos hasta julio, en vez de llegar a septiembre. Pero nada garantiza que en el segundo semestre haya un incremento. Por cómo avanza el IPC, la inflación superará ampliamente el 15%.

El problema es que el gobierno pretende cumplir las metas del déficit que firmó con Nación. Y aún no se sabe cómo serán las condiciones del Fondo Monetario Internacional para el crédito stand by, que podrían complicar aún más la posibilidad que reclaman los sindicatos.