“Ratificamos lo que somos, un partido provincial”

(ADN).- El legislador Adrián Casadei valoró el encuentro del oficialismo en Viedma. “Nos hacía falta una reunión para ratificar lo que somos”, dijo. Intensificó la separación del macrismo, aseguró que Juntos es proyecto colectivo que se nutre de dirigentes y militantes de diferentes extracciones políticas e ideológicas, y no descartó ser candidato a intendente de San Antonio.

“Ratificamos lo que somos, un partido provincial” indicó en diálogo con radio La Puntual. “Fue la reafirmación de un partido con autonomía, y que tiene como ejes el federalismo y la integración provincial” agregó. En ese sentido, subrayó que “vamos a ir solos a las elecciones” de 2019. “No vamos a hacer alianzas” aseveró y puso esa idea en estrategias ajenas: “nos están tironeando desde otros espacios para ver si hacemos alianzas o no”, pero “no somos nosotros quienes estamos pensando en eso”.

El legislador destacó que ahora se abrirán los locales partidarios en toda la provincia, y se potenciarán dirigentes jóvenes. Además, puso en valor la tarea de los intendentes y abogó por un “contagio” a las bases. La reunión de ayer fue una suerte de relanzamiento del oficialismo después de haber salido tercero en las PASO de agosto y bajar sus candidaturas en octubre.

Por eso, sus dirigentes salieron a reafirmar su identidad de movimiento provincial, ya que -además del golpe electoral- Juntos quedó “pegado” políticamente al macrismo. “Debemos hacer una autocrítica si nos ven así” aseveró Casadei.

El dirigente ratificó que se trabajará para continuar al frente del gobierno provincial con una identidad propia, por lo que pidió dejar de lado las denominaciones como “la pata peronista” o “el sector radical” de JSRN. “Los que estamos en Juntos somos de Juntos. Ya nos fuimos de nuestros partidos”, afirmó. Y evaluó que “vendrán con nosotros todos aquellos que compartan nuestras bases filosóficas. Los habrá radicales, peronistas, socialistas, ambientalistas…”. Así planteó que habrá más incorporaciones al oficialismo.

Sobre los posibles sucesores de Alberto Weretilneck, dijo que “el juego está abierto”, y diferenció: “no hay dedocracia, ni imposición ni autoimposición de candidatos en Juntos. Buscaremos los mayores consensos” de selección y elección.

Casadei no esquivó la consulta periodística sobre su futuro: “soy un hombre de la política. Están todos los bolilleros. Veremos el año que viene”.

Para el legislador, lo importante ahora es administración del gobierno. “La gente nos pide gestión, ya habrá tiempo para pensar en las elecciones” expresó, y vaticinó que “vamos a tener un invierno duro, la economía no arranca y al trabajador y a la ama de casa no le alcanza” el dinero.

Con el centro en la gestión para recuperar la iniciativa política, el dirigente remarcó que “no tener compromiso con el gobierno es no tener compromiso con la gente”. Por eso aconsejó que “el funcionario que no está comprometido deberá pensar en irse a trabajar al ámbito privado”.