Avanza en el Concejo el pedido de interpelación a Ojeda

(ADN).- San Antonio Oeste se encamina a una crisis política e institucional. Finalmente ayer, ingresó al Concejo Deliberante un proyecto de resolución que propulsa interpelar al intendente Luis Ojeda para que responda acerca de las responsabilidades municipales correspondientes a los controles de seguridad que se debían efectuar en el club Racing, donde el 23 febrero murió electrocutado Nicolás Gutiérrez, de 17 años, cuando jugaba un partido de fútbol.

Ojeda parece haber quedado sin respaldo político, ya que uno de los impulsores del proyecto del pedido de interpelación, fue solicitado por el presidente del cuerpo, Luis Esquivel, del Frente para la Victoria. En la ciudad, es vox populi el enfrentamiento entre los dos dirigente del PJ.

A Esquivel, lo acompañan José María Clemant de Juntos Somos Río Negro (ofuscado con Ojeda a quien culpa de la difusión del allanamiento en su domicilio), y Diego Colantonio de la UCR.

Según fuentes políticas de San Antonio, el episodio podría finalizar como Villa Regina, si después de la interpelación se encuentran motivos para realizar un juicio político.

La medida pedida por los concejales se fundamenta en que, “más allá de las responsabilidades que le caben a los dirigentes de la institución, también existen claramente responsabilidades municipales por la omisión de controles sobre las actividades comerciales que se desarrollan en el club”.

Además se destaca que el Deliberante “aprobó en la sesión del 28 de febrero una Comunicación dirigida a Ojeda en la que piden respuestas sobre las acciones de control por parte del estado municipal en el Racing, y que en las respuestas recibidas el 9 de marzo siguiente se advirtieron contradicciones, inexactitudes y faltante de documentación requerida”.

Esa información fue entregada a los familiares de la víctima y a su abogado patrocinante, y se incorporó a la causa judicial que investiga el hecho.

El proyecto de resolución señala que “es necesario, ante la vaguedad y escasez de las contestaciones recibidas, ahondar en las respuestas necesarias para determinar las responsabilidades de los funcionarios municipales en el hecho”.

Los autores que firman la iniciativa resaltaron que “entendemos que desde el estado municipal se deben brindar todos los elementos para que la Justicia actúe”.

También resaltaron que desde su banca de concejales tienen responsabilidad de “utilizar los mecanismos previstos en la Carta Orgánica y la normativa vigente a fines de brindar a la sociedad desde el estado municipal todas las respuestas ante el trágico hecho acaecido”.