Odarda defendió la paritaria nacional docente

(ADN).- La senadora Magdalena Odarda criticó el DNU que quita la paritaria nacional docente. Dijo que “se trata de una nueva pérdida de derechos para los trabajadores de la educación, que seguramente será puerta de entrada para la anulación de las paritarias de otros sindicatos, logradas a fuerza de años de lucha”.

Al respecto, Odarda aseguró “la paritaria es un derecho consagrado en nuestra legislación que obliga a las partes a sentarse en una mesa de diálogo y debatir acerca del salario y de las condiciones de trabajo en que cumplen sus labores millones de trabajadores argentinos”.

“De esta manera se cambia diálogo por imposición mediante el decreto 52/2018, que por carecer de la calidad de necesario y urgente, se torna en violatorio de la Constitución Nacional”, agregó.

La dirigente de RIO consideró que “esta modalidad de acudir a un DNU en pleno mes de enero para modificar leyes históricas, como la Ley de Financiamiento Educativo, se ha tornado una peligrosa práctica del gobierno nacional”.

Y vaticinó que “esto caerá en cascada a las provincias, quienes luego de la década del ´90, tiene a cargo garantizar el derecho a la educación. No deben extrañarnos un festival de DNU a nivel provincial diseñados a imagen y semejanza del gobierno nacional y el FMI, que serán utilizados como herramienta insconstitucionales para cumplir con el ajuste que firmaron con el Pacto Fiscal y la consiguiente Cláusula Previsional”.

“No olvidemos -recordó Odarda- que la reforma previsional avalada por los gobernadores, salvo uno (San Luis), permitió que se le metiera la mano en el bolsillo a 17 millones de jubilados y titulares de la asignación universal por hijo, así como a veteranos de Malvinas ante la mirada cómplice de varios dirigentes políticos”.

La senadora sostuvo que acompaña a los sindicatos en su reclamo para lograr la devolución de este derecho adquirido y desde el Senado de la Nación alzará la voz para defender a la escuela pública y a los docentes de todo el país, “que ven cercenados sus más elementales derechos”.