Menos sillas para CTERA en la paritaria docente

(ADN).- El presidente Mauricio Macri firmó un decreto mediante el que iguala la representación de todos los sindicatos que participan en la discusión salarial docente nacional, quitando la mayoría que ostentaba CTERA. Además, reglamentó el piso salarial que debe estar 20% por encima del mínimo, vital y móvil, dejando a cada provincia la definición final.

Hasta el momento CTERA tenía 5 representantes en la paritaria nacional, por lo cual las voces de los gremios minoritarios -con solo un voto- se diluían en la negociación. Hoy el 60% de los docentes del país está afiliado a algún gremio.

Se estima que CTERA -el de mayor representatividad, perteneciente a la CTA de Hugo Yasky- cuenta con el 20 por ciento. Los otros cuatro sindicatos nacionales -AMET, SADOP, UDA y CEA, todos bajo la órbita de la CGT- se reparten el 40% restante de la cobertura.

El decreto modifica el artículo 10 de la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo que rige desde 2006: “El Consejo Federal de Cultura y Educación y las entidades gremiales docentes con representación nacional acordarán un convenio marco que incluirá pautas generales referidas a: a) condiciones laborales, b) calendario educativo, c) salario mínimo docente y d) carrera docente”, dice el artículo.

Además, la norma elimina la paritaria nacional y deja el acuerdo a cada provincia. El decreto remarca que el salario ya está acordado desde 2016. “El salario mínimo docente en todo el país no podrá ser inferior a un 20% por encima del mínimo vital y móvil”, pactaron los gremios y el ejecutivo en ese momento. A partir de ese piso, cada jurisdicción negocia con sus sindicatos locales.

El Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil fijó en junio pasado el piso salarial en 9.500 pesos a partir de enero. Por ende, el mínimo a partir del que negociar en las jurisdicciones es de 11.400 pesos. En tanto, en julio, cuando aumente a 10.000 tal como está previsto, pasará a ser 12.000 la base.