Weretilneck convocaría a la Federación de Productores

Alberto Weretilneck dijo que “la semana que viene o la otra podríamos estar convocando a la Federación”, luego que señalara que “no entiendo el mensaje” (de los productores) en referencia a la protesta que realizaron ayer a la vera de la ruta 22 en Cipolletti. El gobernador señaló que “hay un discurso contradictorio, no se cuál es la verdadera posición de la Federación”

En tono crítico manifestó que “he visto integrantes de la Federación de Productores cuestionar mucho mi discurso de apertura de sesiones, donde hablé de una crisis terminal en la fruticultura y que si seguíamos haciendo lo mismo que ya hicimos no vamos a resolver nada; por eso hay que hacer este Libro Blanco que estamos llevando adelante con el Gobierno Nacional”.

Cabe recordar que en la apertura de sesiones de la Legislatura, el gobernador Weretilneck, dijo sobre la fruticultura que “si seguimos haciendo lo mismo, obtendremos los mismos resultados” y recordó que el estado provincial volcó de forma directa 400 millones de pesos en la actividad “y no se han ganado nuevos mercado, ni mejorado en la calidad o en la cantidad de fruta”, a la vez que aseguró que seguir con un modelo en crisis, que busca fondos de manera permanente”, es una receta que implica despilfarrar los dineros públicos de todos los rionegrinos”.

En su repaso sobre la actividad frutícola señaló que hace 20 años se echaba la culpa a las multinacionales, y “hoy no quedan multinacionales” y tampoco existe la puja por el tipo de cambio. Se preguntó entonces ¿si la culpa no es del tipo de cambio y ni de las multinacionales, de quien es? y se respondió: “Somos caros, porque la forma en que producimos, nos hace poco competitivos”.

Weretilneck insistió que “es un debate estructural y tiene que ver si somos capaces, desde la política, de tener un gran consenso para la fruticultura”.

Tomando como base la existencia de un diagnóstico y una propuesta de trabajo oficial denominada “Libro Blanco”, recordó que “la fruticultura es la actividad que genera la mayor cantidad de empleos” y que forma parte de “nuestra identidad” y destacó que a pesar de esto “en los últimos años seis pasamos de producir 1.900 mil toneladas, a menos de 1 millón. Perdimos millones de horas de puestos de trabajo y perdemos mercados de forma permanente”.