Fue “un año de avances y retroceso” dijo el intendente Nelson Iribarren

“Podemos decir que el 2016 ha sido un periodo de avances y retrocesos. Avances, ya que hemos podido hacer realidad obras que soñamos por mucho tiempo, y que algunos podrán considerar menores como pavimento de calles, luminarias, veredas, etc, hasta una de las obras que van a marcar un antes y un después en la vida de los sierragrandenses, la continuidad y finalización de la obra de asfalto de la Ruta provincial Nº 5 que une a Sierra Grande con Playas Doradas. Por otra parte, lamentablemente es un año de retroceso, ya que la empresa MCC Minera Sierra Grande, ha realizado una abrupta reducción de su personal, suspendiendo también su actividad productiva”, expresó el intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren, al inaugurar un nuevo período de sesiones del Concejo Deliberante local.

Manifestó también que “debo reconocer que tanto el Gobierno Nacional como Provincial han trabajado codo a codo con este intendente, para buscar una salida favorable para la explotación de la mina y por ende para los trabajadores, cuestión esta que no ha sido factible” y agregó que “quiero que sepan que no voy a claudicar y seguiré recorriendo pasillos tanto del gobierno nacional como provincial para que nuestra mina se reactive nuevamente.”

Refiriéndose a la actividad de la minera Sierra Grande, indicó que “nuestra ciudad creció y se desarrolló al amparo de la actividad minera, por eso nuestra desilusión. Pero también debemos reconocer que contamos con riquezas naturales de incalculable valor, que debemos potenciar y desarrollar económicamente, diversificando la matriz productiva.”

“Por ello no podemos quedarnos en lo que no fue, debemos reconocer al año 2016 como un año de transición, vecinos que perdieron su fuente laboral, pero gracias a diversas gestiones aspiramos que esa falta de empleo solo sea transitoria, ya que existen proyectos encaminados, obras y programas que permitirán disminuir el desempleo en nuestra localidad.” aseguro el intendente

Puso énfasis en señalar que “por esta razón es que como comunidad y en mi caso como hombre de la política que se debe a su comunidad, no podemos esperar que solo condiciones externas mejoren nuestro desarrollo, no podemos ni debemos sumergirnos en el estancamiento, por esta razón es que nuestro desafío está en el desarrollo turístico, en fortalecer la producción pesquera, generar fuentes de trabajo genuinas que le den a nuestra gente tranquilidad, contención y un trabajo digno.”

“Así como se lo dije al Presidente de la Nación y al Gobernador de la Provincia, debemos reconocer que solos no podemos, porque para lograr crecimiento y desarrollo hacen falta obras de infraestructura que nos permitan mejorar los servicios existentes y crear nuevos servicios que impacten en las distintas actividades productivas que se desarrollen en nuestro ejido Municipal” y puntualizó que “nuestra mayor expectativa se basa en el potencial desarrollo de la actividad turística”.

Destacó que “las cifras hablan por sí solas, en la actualidad contamos con 15 km de asfalto de la ruta que nos lleva a Playas Doradas, esto ha dado como resultado la visita de aproximadamente más de 100.000 turistas, con una ocupación promedio del 80% en el mes de enero y una ocupación plena los fines de semana de la III Fiesta Nacional de Playas Doradas y de Carnavales”.

El intendente dijo en su discurso que “esto es un incentivo para los inversores pero también un desafío y una obligación para los gobiernos nacional, provincial y municipal. Por ello desde nuestra parte continuamos trabajando en la planificación, la infraestructura y mejoramiento de servicios básicos, imprescindibles para una prestación de servicios de calidad.”

También se refirió a “otra actividad productiva a tener en cuenta es la pesquera, cuyo potencial no ha sido considerado de manera integral a la fecha, y cuya explotación implicaría un beneficio sustancial para el mercado local”.