“Nosotros somos Cambiemos pero no somos corruptos”

“Nosotros somos Cambiemos pero no somos corruptos, que también los hay en Cambiemos”, sentenció Lilita Carrió al hablar en el Congreso de la CC-ARI donde se oficializó la nueva conducción de ese sector que ahora tiene al legislador porteño Maximiliano Ferraro, como secretario general en una comisión que el rionegrino Bautista Mendioroz integra como vocal.

Carrió convocó a “cambiar Cambiemos desde adentro” y en clara intención de diferenciarse con sectores del gobierno de Mauricio Macri destacó que “no tenemos que ver con la mafia del fútbol, estamos en contra del financiamiento de empresas a los partidos políticos, defendemos los derechos humanos de todos y cada uno y la no violencia”.

También tuvo un mensaje para la  ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y volvió a cuestionar el nuevo protocolo de uso de armas de fuego al indicar que “nosotros nunca vamos a ser fascistas y vamos a seguir siendo ecuménicos y humanistas hasta el fin de los días”. 

Tampoco estuvo ausente en sus críticas al gobierno el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien reivindicó “la rosca política para lograr los acuerdos y las leyes para sacar el país adelante” y Lilita lo atendió puntualizando que “un señor, hace unos días, reivindicó el Parlamento como lugar de la rosca política. Ese día me abrió la puerta de salida de ese lugar, que será cuando presente la jubilación. Adentro van a quedar los dirigentes de la Coalición Cívica que nunca fueron ni van a ser parte de ninguna rosca”.

Carrió dejó claro que acompañará la reelección de Mauricio Macri en 2019 y que además manifestó que
“nadie de la CC se verá restringido a denunciar a cualquier miembro de cualquier partido político, incluso Cambiemos, si encuentra delitos de corrupción. El delito no tiene partido y quien no lo denuncie estará traicionando a este partido. En este país no tiene que haber impunidad para nadie”. (foto: Leandro Teysseire-Página12)