El tarifazo pone al borde del cierre a empresa pesquera

El tarifazo complica a una pyme pesquera de San Antonio, a la que llegaron 500 mil pesos de gas. La empresa está en riesgo y está inserta, como muchas, en el problema económico del gobierno nacional que castiga las pequeñas y medianas empresas.

Aldo Aleua contó que “los costos se han ido por las nubes, la suma de impuestos elevados y la presión tributaria, los incrementos de las tarifas como el gas y la luz, hoy es imposible trabajar a perdida”. En diálogo con InformativoHoy, agregó: “Lo que nosotros procesamos es el último eslabón de la pesca” agregó que “al cerrar la planta, no lo podemos procesar, por ello deberán tener una disposición diferente a la que se hace en la planta”.

El referente empresarial dijo que “nosotros hablamos con el ministerio para que el barco que tenemos habilitado pueda pescar merluza y también poder obtener langostino, porque es el producto que da más rentabilidad, porque es una realidad que asumimos, además de tener muchos costos respecto al buque, y obviamente las consecuencias que trajeron los mismos. Este año era pescar todas las especies en realidad, para que con esa pesca solventar y sustentar la planta”.

“Ahora veremos cómo podemos hacer, porque no tenemos aún la confirmación, existe gente que le molesta en San Antonio que tengamos el permiso, personas que tienen una cuota de egoísmo y llaman a los del gobierno para bloquearnos, mientras tanto nadie se hace cargo efectivamente de esto. Si no tenemos los permisos de pesca vamos a cerrar porque no se puede pagar siquiera los salarios”, advirtió.

Aleua planteó: “Nosotros tenemos una propuesta de hacernos cargo de una planta de harina con permiso irrestricto para pescar mientras esté abierta, con un subsidio del 70% en las tarifas, nos ofrecieron eso y luego de evaluar me parece que cerraremos e iremos porque no podemos con la otras actividades cuidar esto que no nos da esconómicamente”.

Por su parte, el subsecretario de Pesca, Jorge Bridi, manifestó: “Me reuní con ellos el viernes, se que la planta está pasando problemas de rentabilidad, por los altos costos de producción y la escasa ventas, porque además deben competir con la importación, hoy con el sistema económico actual, se le hace cuesta arriba y además están las tarifas, el costo elevado lo hace más complicado”.

Y agregó: “Estuvimos con ellos el pasado viernes observando varias alternativas, porque mencionan que con pescar langostino pueden solventarlo, nosotros señalamos que la cuestión es más de fondo y a más largo plazo, porque el permiso solo lo usufructúan el 15% del total el resto se lo lleva el dueño del barco”. “Conversamos en principio del acuerdo para que tenga materia prima para la planta, por más que pescaron merluza quienes tuvieron que procesar no quisieron hacerlo porque procesan langostino,, entonces se quedan con el pescado sin vender. Además es cierto que otros cuestionan el permiso de langostino que piden, son los artesanales y los patrones, por ello nos reunimos con Rio Salado para ver si ellos pueden garantizar el proceso de la merluza, obtuvimos un sí, ahora haremos gestiones con otras empresas, porque los dólares del langostino es para pagar sueldos”.

El funcionario indicó que “me parece también que debemos expresar otras cosas, discutir líneas de acción con financiamiento provincial para armar proyectos, con ayuda desde la provincia y con fondos externos como por ejemplo solucionar problemas ambientales que generan y reutilizar los residuos líquidos. Además gestionar con el ministerio en el programa de promoción de cría de porcinos y que el alimento balanceado que generan alimente a la producción, por otra parte refinanciar un crédito que tienen para aliviar esa carga”. Y añadió: “A ellos les cerraría los números si se procesan la merluza en los distintas empresas, en esto estamos trabajando para que no caiga ni la producción, ni la rentabilidad, esa es la meta”.

(Fuente e informe: InformativoHoy)