Salón de eventos

Mucho enojo. Trabajadores de la Secretaría de Derechos Humanos e integrantes de organismo del sector han expresado su malestar -y hasta tristeza- porque la Casona “Bachi” Chironi está prácticamente convertida en un salón de eventos, que el gobierno administra y presta a discreción.

El ámbito, que fue recuperado por la Provincia -pertenecía al Ejército Argentino- hace más de 10 años, fue diseñado como espacio de la memoria, como un ámbito de homenaje a las víctimas y de condena a los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el terrorismo de Estado.

Pero desde hace un tiempo su salón es utilizado para las más variadas actividades, como si fuera un salón de eventos que se alquila para la ocasión.