Femicidio en el Valle: prisión preventiva para el acusado

Pimero la golpeó, luego la apuñaló con un cuchillo tipo carnicero pero como se le rompió el mango, fue hasta el auto que estaba estacionado en la calle y sacó otra filosa arma blanca con la cual continuó hiriendo de muerte a la mujer con la cual compartió su vida durante 28 años.

Una vez en el suelo y con Patricia Parra ya desvanecida, siguió pateándola mientras amenazaba a los vecinos que intentaban ayudar a la víctima.

Según el informe forense, la mujer recibió al menos 30 puñaladas y los golpes a los que fue sometida por su expareja, le provocaron una fractura en la base del cráneo.

Así habría sido a grandes rasgos el brutal crimen que ayer cometió Eduardo Valenzuela, en la casa ubicada en Colonia Fátima.

A grandes rasgos, ese fue el relato del fiscal Luciano Garrido, quien este mediodía solicitó a la jueza Margarita Carrasco que Valenzuela siga detenido por el asesinato “triplemente agravado” de Patricia Parra, su expareja. Por ese hecho podría ser condenado a prisión perpetua.

Así transcurrió la audiencia de formulación de cargos en el edificio de tribunales. Varios familiares y amigas de militancia de Patricia -que pertencía a la CCC y se preparaba para participar del encuentro de Mujeres que se realizará en los próximos días en Trelew- llegaron con carteles hasta el subsuelo del edificio de tribunales. Algunas de ellas todavía con el rostro envuelto en lágrimas.

Para Garrido no hay dudas que Valenzuela fue el autor material del crimen. Lo señalan los testigos, quienes brindaron su testimonio y relataron que intentaron defender a la víctima del brutal ataque. Pero Valenzuela se los impidió amenzándolos con la misma arma con la cual ultimaba a su expareja.

Según el informe forense, el sujeto la agredió con más de 30 puñaladas y luego continuó pateando en el suelo durante varios minutos. Tras la agresión se subió al auto y se fue a la chacra donde vivía junto a un sobrino. Allí lo encontró la policía, intentando cambiarse de ropa y de calzado.

Finalmente la jueza Margarita Carrasco dio por formulados los cargos y dictó la prisión preventiva por 6 meses. El fiscal consideró que hay suficiente prueba para que en ese lapso, el acusado sea llevado a juicio.

(Fuente: Todo Roca)