En el tramo final de la campaña, Odarda recorrió chacras

(ADN).- “No solo es preocupante ver la cantidad de productores que han dejado de serlo al ver la cantidad de chacras abandonadas, sino que no hay señales de que el panorama vaya a cambiar”. Así, Magdalena Odarda expresó su preocupación por la crisis frutícola.

La candidata a diputada nacional de la CC-ARI recorrió el Alto Valle, visitó distintas chacras y se reunió con productores y dirigentes de las Cámaras que los representan. “El común denominador fue la preocupación de encontrarse a menos de tres meses de una nueva temporada que se avecina con más incertidumbres que certezas”, comentó.

La senadora denunció que “el gobierno nacional endeudó a los productores que en su desesperación buscaron financiamiento para llegar a la cosecha, es ahora responsabilidad suya brindar las condiciones necesarias para que reciban un precio justo por su producción, lo que le ofrecieron a los chacareros es un salvavidas de plomo”.

Odarda hizo hincapié en que el problema de la fruticultura es un problema social que va mucho más allá de la rentabilidad particular del productor, que engloba a muchas familias que dependen de los empleos directos e indirectos que genera la actividad y a economías satélites como aserraderos y proveedores de insumos.

“Cuando un productor baja los brazos se apaga una luz que encendieron nuestros inmigrantes, cada establecimiento que se remata es una empresa que avanza con la concentración de la tierra, cada hijo de productor que se dedica ‘a otra cosa’ es una chacra sin recambio generacional, los productores saben producir, brindémosle las condiciones para que lo sigan haciéndolo, por nuestros valles, por la cultura del trabajo, por la riqueza de una provincia, en pos del arraigo rural, por una fruticultura con fruticultores”, finalizó.