La Policía dice que le falta personal en Bariloche

(ADN).- Preocupante. El subcomisario José Ocares ventiló una dato alarmante: “Tenemos 44 barrios para recorrer y no contamos con personal para cubrir ni el 2%”. La zona de actuación, es la que corresponde a la Comisaría 28, una de las tantas de la ciudad más grande de Río Negro.

Ocares, junto al comisario Nélson Martínez (jefe de la Unidad 28) y al director de Seguridad Ciudadana del municipio, Raúl Quinteros, estuvieron en un encuentro con vecinos de los barrios de su jurisdicción y desnudaron una cruda realidad: falta personal para patrullaje que permita la prevención del delito.

El dato es complicado para la seguridad ciudadana ya que la Comisaría 28 tiene en su radio algunos de los sectores con más índices delictivos. Incluso, durante la reunión, los vecinos reclamaron más presencia policial para “frenar” los robos porque a la gente, “laburantes todos, nos cuesta mucho esfuerzo volver a comprar”.

En su edición de hoy, el diario El Cordillerano reconstruye esa reunión y los testimonios. Entre otras cosas, la Policía admite que no puede volver la figura antigua del vigilante de cuadra, aquel que tenía cercanía y contacto con el vecino. “Hay una separación muy grande entre los vecinos y la policía”. “Han ocurrido cosas muy graves, institucionalmente hemos perdido la confianza del vecino, ya no está ese contacto directo del acercamiento, ojalá pudiéramos recuperarlo por el bien de todos”. “Volver a esa clase de relación es muy complejo por la gran cantidad de habitantes con respecto al personal con el que contamos”, admitió Martínez.

De todos modos, Ocares pidió a los vecinos -en la reunión- que comentaran los hechos de violencia que han sufrido y si han hecho la denuncia correspondiente, ya que solo se ha enterado de llamadas para que acuda algún patrullero.

Un vecino, que ha sido robado ocho veces, dijo: “La última vez fue a las 4 de la tarde; intentaron asaltarme afuera de mi casa pero no hice la denuncia porque ¿para qué? Si entran por una puerta y salen por la otra, también he llamado tres veces a la policía y nunca vinieron”.

Entonces, el comisario Martínez señaló: “Todas las personas que sufren un hecho delictivo tienen que denunciarlo porque si no eso no queda registrado entonces tomamos como que en determinado barrio o zona de la ciudad, está todo tranquilo”. Y agregó que esto es necesario para armar el circuito de prevención, porque la seguridad no es solo responsabilidad de la Policía, “la hacemos entre todos, no sirve de nada hacer una reunión donde hagamos catarsis, porque así no llegamos a nada”.

Ocares sumó a esa teoría y fue muy contundente: “Si no denunciamos, estamos encubriendo”.

Otro vecino realizó una comparación del “Arrayanes” con respecto a otros barrios: “Donde hay casas más caras y gente de otra condición social, veo los patrullajes de manera constante, eso en nuestro barrio no pasa, me gustaría saber por qué”.

Ocares respondió con una cifra alarmante “la respuesta es simple, la diferencia que tenemos con respecto a otras comisarías es que nosotros tenemos 44 barrios para recorrer y no contamos con personal para cubrir ni el 2%”. Por eso solo van a los sectores donde más denuncias se reciben. De todas maneras aclaró que en el Arrayanes se realizan rondas de rutina con los patrulleros.