Despolarización del escenario y provincialización del discurso

(ADN).- El oficialismo rionegrono no está solo. Al menos otro tres gobernadores (Mario Das Neves, Hugo Passalacqua y Claudia Ledesma Abdala) salieron a provincializar sus discursos para enfrentar la polarización entre el kirchnerismo y el macrismo, envalentonados por las últimas encuestas que indican que la próxima elección -en la provincia de Buenos Aires- será de tercios.

El territorio bonaerense es la “madre de todas las batallas” y su influencia en el resto del país es innegable. Tampoco lo es la nacionalización de esa contienda. Tanto, que partidos de tinte provincial como Juntos Somos Río Negro o el MPN neuquino, modifcaron sus estrategias a partir de la candidatura a senadora de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Ahora, esperan sacar provecho de ese escenario que en principio parecía desfavorable. La Casa Rosada alentó la polarización con el kirchnerismo y evaluó que el crecimiento de CFK sería funcional al discurso de futuro vs pasado. Pero la “ancha avenida del medio” fue ganando espacio.

Según lo encuestadores, la intención de voto no mutó desde 2015. “La gente se quedó con la imagen del balotage, pero el verdadero escenario es el de tercios. En aquel entonces la gente dividió su voto de manera mayoritaria entre Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa” dice Raúl Aragón. Hoy, se repite con Cristina Kichner, Esteban Bullrich y Sergio Massa.

Los gobernadores recibieron esos datos con alivio, porque en ese esquema es más permeable un discurso provincial, que se convertiría en el tercer tercio, y podrá competir contra macrismo y kichnerismo fuera de la grieta.

Ayer, Alberto Weretilneck reiteró: “Confiamos en que los rionegrinos voten para defender sus intereses”, aseguró que “ni el peronismo ni Cambiemos lo van a hacer porque están en otra pelea” Al mismo tiempo, y pidió que los diputados que lleguen al Congreso “levanten la mano por la provincia” cuando lo deban hacer.

Mario Das Neves (Chubut Somos Todos), que hizo encabezar la lista de precandidatos a su vice Mariano Arcioni, suele ser crítico del Gobierno nacional y también del peronismo provincial, que bajo el FpV inscribió ocho nóminas. Ayer, Das Neves reforzó la idea local, al afirmar que su administración hará un relevamiento “empresa por empresa” para defender los puestos de trabajo de Chubut, en especial en los sectores textil y petrolero, que vienen en retroceso, informó el diario Ámbito Financiero. Y señaló: “Siempre hay una esperanza de que el Gobierno nacional tenga presente que cada provincia tiene su problema, y me consta porque hablo con varios gobernadores”.

En Misiones, el gobernador Hugo Passalacqua, del Frente Renovador de la Concordia, dinamitó la nacionalización electoral al llamar al “misionerismo” para salvaguardar “el destino de la provincia”. El fin de semana, en el acto por los 200 años de la Batalla de Apóstoles, Passalacqua invocó al espíritu de los caudillos: “Es la visión federal de Artigas y de Andresito: la de cuidar lo nuestro”. Misiones renueva tres senadores e idéntica cantidad de diputados.

Santiago del Estero tiene doble desafío este año, porque a las legislativas para dirimir tres bancas de diputados se suma la elección de gobernador, sin fecha aún confirmada. Pero sí se anunció que el exgobernador Gerardo Zamora será el candidato a suceder a su esposa Claudia Ledesma Abdala, quien irá al frente de la lista para llegar al Congreso nacional. Zamora, del Frente Cívico, también cerró fronteras provinciales en su discurso de campaña. “Desde nuestro proyecto político provincial queremos ayudar a la gobernabilidad y que al país le vaya bien”, manifestó.

El actual senador nacional agregó, con tono dialoguista, que la situación económica está “complicada”, y que se “sufre en las provincias”, donde hay “baja en el consumo, peligra el empleo, el comercio y sus empleados, así como la industria y las pymes”.