Contratos en negro y abusos en Educación en Bariloche

(ADN).- Avanza en la fiscalía de Guillermo Lista y en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, de Marcelo Ponzone, la investigación sobre la contratación “en negro” en la Delegación Bariloche de Educación, que habría funcionado como un sistema paralelo que manejaba Rudecindo Navarro, con el eventual consentimiento de la titular del organismo Marta Corvalán. Se investiga “abuso de autoridad”, el desvío de fondos públicos y el accionar irregular de funcionarios provinciales.

Antes de ayer, desde la Fiscalía de Investigaciones Administrativas se retiró documentación sobre la denuncia realizada en ese organismo, para determinar cuáles fueron las irregularidades y si existió perjuicio al Estado.

En tanto, el gobernador Alberto Weretilneck reconoció ayer en Bariloche, ante los periodistas, haber sido informado sobre esta situación de la Delegación de Educación en la región andina, donde existe una denuncia penal ante el fiscal Guillermo Lista y administrativa en el fiscal Ponzone, por el desvío de fondos públicos y la conducta inapropiada de funcionarios provinciales.

El sistema de “parches” que se investiga, funcionaba con un esquema de mujeres contratadas “en negro” desde la delegación del MInisterio de Educación en Bariloche y manejado por Rudecindo Navarro (quién fue apartado de sus funciones), y por Marta Corvalán, quien dejó ese cargo en la ciudad lacustre y fue ascendida como directora en Educación, con funciones en Viedma.

Se contrataba personal, en su mayoría mujeres de escasos recursos, solteras, que eran presionadas por Navarro para mantener relaciones sexuales a cambio de trabajo, según surge de las declaraciones de las propias danmificadas y que constan en los respectivos expedientes. Además, la justicia investiga cómo se desviaba el dinero para pagarle a las mujeres, algunas de ellas recomendadas para trabajar en el lugar por legisladores del oficialismo de la zona andina.

Esta Agencia de Noticias pudo conocer que en la medida que la justicia y organismos de control avanzan con testimonios y pruebas documentales, se amplia el números de funcionarios y legisladores, que sabían de la red paralela de porteros que se contrataban en negro desde la Delegación de Educación de Bariloche. Tanto es así, que ayer el propio gobernador reconoció ante la prensa estar al tanto de ese hecho y señaló que debe avanzar la justicia para analizar alguna medida contra la funcionaria Marta Corbalán.

Por su parte el Encuentro Nacional de Mujeres de Bariloche, indicó que habían informado al Gobernador sobre esta situación, en oiportunidad de una reunión realizada para pedir que declare la Emergencia por la Violencia de Género, ante la presencia del legislador Alfredo Martín, la legisladora Silvia Paz, y los concejales Diego Benítez y Cristina Painefil, todos de Juntos Somos Río Negro y Juntos Somos Bariloche.