Navarro a la calle, acusado de abuso en Bariloche

A Rudecindo Navarro, que se desmpeñaba en Servicios Generales del Ministerio de Educación de Río Negro, en el Consejo Provincial de Educación de Bariloche, se le rescindió el contrato laboral acusado de abuso y maltrato contra mujeres que contrataba y acosaba.

El caso tuvo ribetes de escándalo e involucra a sectores del oficialismo de JSRN. Navarro se presentaba como la mano derecha de Marta Corvalán, ex Delegada de Educación, a quien también se vinculó en la denuncia y que ahora desempeña como subsecretaria de Consejos Escolares en Viedma, luego de ser “ascendida”.

Navarro había sido denunciado penalmente en la fiscalía, ante la Fiscalìa de Investigaciones, la Defensoría del Pueblo de Bariloche, la Comisión Pro Encuentro Nacional de Mujeres de Bariloche, autoridades provinciales y municipales.

En diciembre del año pasado, el sindicato había denunciado el abuso cometido en la contratación de porteras “parches”, como las llamadaba Rudecindo Navarro, quienes desempeñaban tareas como Auxiliares de la Educación y se las contrataban con el fin de cubrir licencias. Esta modalidad -se denunció- se realizaba con el consentimiento de la ex delegada Marta Corvalán y el consentimiento y conocimiento de sectores del oficialismo provincial

Navarro, tenía la atribución de elegir al personal, mujeres jóvenes, madres sostén de familia y en condiciones de vulnerabilidad. El método de contratación era mediante llamada telefónica y, sin firmar contrato. La denuncia sostiene que en esa circunstancia acosaba sexualmente y extorsionaba a las trabajadoras intentando favores sexuales a cambio de horas de trabajo.

También no era facil para las mujeres cobrar sus horas trabajadas y debìan inistir para su cobro e incluso se denunció que en algunos casos el lugar de pago era el Shopping Patagonia.

Entre todas las denuncias, se indicó que las mujeres que se atrevieron a denunciar fueron amenazadas y y presionadas.