Femicidio de Coppa: fiscal recusa al juez de la causa

La fiscal Betiana Cendón recusó al juez de garantías, Ricardo Calcagno, en el marco de la causa en que se investiga la muerte de Valeria Coppa. El jefe de fiscales, Martín Lozada, acompaña el planteo de la fiscal. “Me pregunto cómo puede avanzar una causa con alguien que ya tiene una decisión tomada”, planteó la fiscal y solicitó un juez imparcial.

Hay importantes diferencias entre la fiscal Betiana Cendón y el juez Ricardo Calcagno en el marco de la causa por la muerte de Valeria Coppa, lo que llevó a la fiscalía a solicitar la recusación porque “no hay garantías de imparcialidad por parte de este juez”.

El juez Ricardo Calcagno consideró que la fiscal ha mantenido la detención de Cordi de manera ilegal, fuera de los plazos previstos por el Código Procesal Penal y la Fiscalía lo recusó entendiendo que excedió sus funciones cuando se acercó al hospital para ver cuál era el estado de salud de Mariano Cordi. 

En su alocución Cendón expresó que no fue desde el Ministerio Público Fiscal que se filtró información tendenciosa para perjudicar su imagen, tal como expresó el juez en un escrito para rechazar su recusación. Indicó que se le explicó al juez que el ministerio Público Fiscal no tenía nada que ver con la información difundida sobre las causas anteriores de Cordi.  Manifestó que “no logré ser escuchada” y el 4 de febrero solicité una audiencia con el doctor Calcagno. 

El 1° de febrero luego de hacer un trabajo exhaustivo de búsqueda se logró dar en el cerro Carbón con el sospechoso de autoría del asesinato. Agregó que en el mismo momento en que se asesinó a Valeria se ordenó la detención de Cordi y se lo encontró a las 10.20, por lo que a las 15.30 ya se había solicitado la audiencia de formulación de cargos. 

Enfatizó que había un juez de garantías interviniendo y resaltó que hasta ese momento le habían indicado que sólo tenía un cuadro de deshidratación severa  Añadió que por la noche le comunican que habían detectado que tenía un disparo de arma de fuego en la cabeza y sería ingresado a quirófano. Señaló Cendón que cuando salió del quirófano, a las 4, se comunicó para informar que no podía hacerse la audiencia de formulación de cargos. 

 “Un juez que dice yo hablo por lo que dice la prensa, que hace conjeturas acerca de si había ido al cerro Carbón a suicidarse o escaparse, si había ido a hablar con los médicos a ver cuál era la capacidad de recuperarse… ¿qué garantías tiene el Ministerio Público Fiscal que este juez va a actuar conforme fuera designado en su función al momento de efectuar una formulación de cargos? Ninguna”. 

Enfatizó que dada la gravedad del hecho y la gravedad de las opiniones vertidas por el juez “me pregunto cómo puede avanzar una causa con una persona que ya tiene una decisión tomada”. 

Consideró que el juez efectuó una intromisión en el legajo fiscal y “tengo obligación de recusarlo y solicitar un juez que sea imparcial”. Dijo no encontrar otra salida porque “no hay garantías de imparcialidad por parte del juez”.

El jefe de fiscales, Martín Lozada, apoyo el planteo de Cendón y sostuvo que desde el inicio de su intervención perdió la objetividad para analizar las circunstancias del caso sumido en el rencor a partir de esa presunta filtración cuya autoría colocó en cabeza de la fiscal Cendón. Manifestó que “hubo destrato” hacia la fiscal e incluso “fue más allá al punto de entorpecer la tarea de la fiscalía y despertar serias dudas de imparcialidad”.

Sostiene Lozada que es a partir de esa falsa creencia que el juez se construye “que empieza a forjarse una construcción mental a partir de la cual la fiscal Cendón es su enemigo y el Ministerio Público es su adversario”. Enfatizó que esto no es gratuito porque esto lo condujo a una serie de despropósitos, como inmiscuirse en la investigación que llevaba a cabo la fiscal del caso, “su actuación fue más allá de su rol de juez de garantías”.

(Fuente: Bariloche2000)