Paro. Para el gobierno: 4%, para UPCN: 75%

(ADN).- La cifra de adhesión al paro de la UPCN generó otra puja entre el gremio y el gobierno. Cerca del mediodía, desde el búnker de Juan Carlos Scalesi distribuyeron fotos con organismos públicos y hospitales vacíos y el dato que la medida de fuerza tuvo entre el 75 y el 80% de acatamiento. Un par de horas después, la administración provincial negó que haya tenido impacto y aseguró que fue del 4%.

Además, mediante un comunicado oficial, la Casa de Gobierno adelantó que se descontará el día a los trabajadores que adhirieron a la medida.

La UPCN consideró que “la gran cantidad de trabajadores que adhirieron al paro manifiestan el desacuerdo con lo dispuesto por el gobierno en el tema salarial”. Y explicó que “la medida, lejos de ser arbitraria, responde el sentir de los compañeros que a día de hoy deben hacer frente a los gastos cotidianos y familiares a través de endeudamientos. Los salarios se cobran para pagar las deudas que son cada vez mayores”.  

El gremio aprovechó la adhesión del paro y solicitó al gobierno “una convocatoria urgente del Consejo de la Función Pública”.

Gobierno

“Con un promedio del 4% de adhesión, la medida de fuerza no constituyó en lo más mínimo un obstáculo para el normal desarrollo de tareas en la Administración Pública Provincial.

No obstante, a través de las áreas de Recursos Humanos de cada Ministerio, se está realizando los relevamientos del personal que se sumó al paro, para realizar los descuentos correspondientes. 

El gremio que se arroga la mayor representatividad de los empleados públicos llamó a un paro de actividades en desacuerdo con la propuesta salarial para el cierre del 2018 e inicio del 2019 y el pago de un bono de fin de año (que se concreta por primera vez en la provincia), las cuales ya cuentan con el acompañamiento con matices de los dos restantes gremios más representativos de los empleados públicos provinciales, como UNTER y ATE.

De esta manera, el Gobierno Provincial ratifica la decisión tomada oportunamente de abrir el diálogo a todos los gremios que representan a los empleados públicos rionegrinos, con los que se ha podido alcanzar los acuerdos necesarios para mantener las pautas salariales acordes a la actual situación reinante más allá de los intereses puntuales de cualquier dirigente sindical. 

A partir del diálogo y el consenso, como se ha venido ocurriendo durante toda la gestión de Gobierno, se han logrado los avances posibles en material salarial y laboral de los trabajadores del Estado rionegrino”.