“La clase media-baja se ha empobrecido”

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) difundió el jueves los datos de su medición de pobreza e indigencia que mostraron incrementos para el tercer trimestre de 2018. Así, la pobreza saltó más de 5 punto en términos interanuales y se ubicó en el 33,6%.

“La pobreza volvió a aumentar. La indigencia no tanto, hay programas públicos que hacen que la indigencia no tuviera el crecimiento de la pobreza”, destacó Agustín Salvia, director de la dependencia universitaria.

“Mantenemos pisos estructurales muy altos y techos que hemos calculado en torno al 33%, y el 4to trimestre será peor”, estimó en declaraciones al canal A24.

“Tendremos un 2do semestre muy crítico, tal vez el más crítico en materia de pobreza”, agregó, al señalar que la medición del INdEC confirmará ese escenario.

Salvia explicó que “un pico de esta pobreza en el Conurbano bonaerense es muy marcado, con riesgo alimentario, lo que deteriora fuertemente la calidad de vida de la gente”.

Según el especialista, el deterioro en el indicador social responde a la coyuntura del atraso en materia de salarios en relación a la inflación.

“No hay despidos masivos, las pymes están tratando de mantener al personal. No se ha ajustado con despidos masivos, sino con salarios a la baja”, dijo.

Según Salvia, en términos coyunturales, “buena parte del problema se explica” por la caída del salario real en las clases medias que han tenido que tuvo que abandonar determinados consumos, que son generadores del empleo en los segmentos inferiores de la pirámide.

Pero en el costado estructural, tiene que ver con “la falta de empleo de calidad en el sector informal” donde, dijo, “la pobreza se hace crónica”.

Salvia contó que familias de los sectores medios bajos han caído en la pobreza, y consideró que se trata de un segmento que -por sus características aspiracionales- votaron a Cambiemos.

“Estos están sufriendo una situación económica que no esperaban. En 2017 tenían expectativa de un programa de movilidad. Son los que más empeoraron desde el punto de vista del sentimiento de empobrecimiento”, dijo. 

De cara al corto plazo, Salvia estimó que el proceso comenzaría a recuperarse en el 2do o 3er trimestre del próximo año, en el contexto de una reactivación de la economía, pero consideró que se tratará de una recuperación “más lenta” que la de 2017, “cuando hubo una fuerte caída de la pobreza, y los sectores afectados de 2016 volvieron a participar de un contexto más favorable”

“Este proceso será más lento y estará atado a lo que ocurra con los salarios y el mercado interno, que es donde trabaja la población más pobre“, dijo el director de la UCA.