Juntos denunció a Soria por la obra “ilegal” de cloacas

(ADN).- Juntos Somos Río Negro denunció penalmente al intendente de Roca, Martín Soria, por la obra de cloacas que hizo en un barrio de esa ciudad sin autorización de la empresa estatal ARSA. Lo acusan por presunto enriquecimiento a partir del cargo a partir de maniobras inmobiliarias y malversación de recursos públicos por usar máquinas municipales.

El escrito en los Tribunales fue presentado por el presidente de la mesa local del partido, Juan Cruz Muñoz.

“Queremos que la justicia investigue, sobre todo porque todos los actos administrativos de la municipalidad no se dan a conocer. La gestión del intendente tiene zonas oscuras a las que nadie puede acceder, por eso esperamos que la justicia nos ayude”, indicó Muñoz al momento de presentar la denuncia.

La denuncia argumenta que, “mediante una serie de resoluciones administrativas, Soria habría transferido un valioso patrimonio municipal (tal el caso de la plaza subastada) a manos de su familia. Es por eso que la denuncia es también contra Mariano Valentín, el marido de la diputada nacional, María Emilia Soria, que según consta en los organismos de recaudación, es un artesano sin mayores ingresos. Por eso llamó la atención, y se toma como prueba de la maniobra, que haya cedido de manera gratuita uno de los lotes a otro familiar del Intendente, en este caso Victoria Argañaráz, esposa de Carlos Soria, el hijo menor del ex gobernador”.

Muñoz señaló -en diálogo con la prensa- que “las normas nacionales, y sobre todos los tratados internacionales, son muy claros y sostienen que contra la corrupción es obligatoria la transparencia en la gestión pública, cosa que es lo opuesto a la gestión del Intendente de nuestra ciudad”.

En el texto de la presentación se remarca que “se desafectó un bien Municipal que luego ingresó al propio Patrimonio personal de los Soria”, y acotaron que “una clara evidencia de ello es que el comprador (Valentín) resulta de profesión artesano, no teniendo al momento de la adquisición los recursos necesarios para adquirir dicho inmueble”.

Además, el escrito toma como “un accionar ilegal del Intendente que hayan sido empleados de la municipalidad quienes hicieron las mensuras, y no los dueños de los lotes como es habitual”. También deja constancia de que “se utilizó maquinaria municipal para hacer los zanjeos para llevar los servicios públicos. Quizá una de las anomalías más graves haya sido avanzar en las conexiones sin autorización de la empresa ARSA, como hace cualquier otro loteador”. Y se aclara en la denuncia, que “la empresa ARSA nunca aprobó la factibilidad, por ello la Municipalidad, en uso del patrimonio público, decidió conectar de manera irregular el servicio, en un claro exceso de sus atribuciones”.

“Una de las figuras que surge a primafacie es la de la Administración Fraudulenta, es decir, lo que se llama la Estafa al Estado. Claramente los participes necesarios de este delito son los cónyuges de María Emilia Soria y de Carlos Soria hijo. Esto es por la actividad desplegada para la obtención de un bien del estado y el beneficio a un tercero”, reza la acusación.

Y remarca sobre Soria que “sería claramente autor del delito de Peculado (enriquecimiento a partir del cargo), en función de darle a los elementos que administra (máquinas y personal), un destino distinto del que corresponde, beneficiando a terceros, entre ellos sus hermanos (una Diputada Nacional y el otro Funcionario Municipal). Esto a raíz de la utilización de bienes del estado en provecho de sus parientes, ni más ni menos que sus cuñados y hermanos”.

Por último, advierte que estas conductas “permiten a su vez entender porqué no se publicitan los actos de gobierno del Municipio de General Roca. Si estos fueran de libre acceso, se hubieran conocido hace mucho tiempo los delitos cometidos por el intendente y su familia”.