El recorte presupuestario complica a la UNCo

(ADN).- La Universidad Nacional del Comahue cierra un año con dificultades presupuestarias por los recortes que impuso el gobierno nacional, y tiene un futuro incierto. Este año perdió 5 millones de pesos por mes, y para 2019 el incremento solo será del 22%.

“Lo que hemos tratado de hacer es racionalizar al máximo lo que nos han transferido en concepto de partidas. El gobierno nacional sigue demorando o en todo caso adeudando estas transferencias y esperamos que a fin de año haya una remisión total de los recursos que fueron comprometidos y aprobados por el Congreso de la Nación para el presupuesto del 2018”, Claudio Mennecozzi decano del Centro Universitario Regional Zona Atlántica.

El Decano, en diálogo con Frecuencia VyP, amplió: “Con respecto al año que viene estamos muy preocupados ya que el Congreso en las cámaras del Senado y de Diputados ha aprobado el presupuesto del año que viene, un 35% el cual se había previsto de aumento para las universidades se ha aprobado un 26 por ciento con el cual a la UNCO le corresponde solamente el 22%”.

“Esto nos preocupa muchísimo porque haciendo una proyección rápida de gastos, insumos, salarios y otras cuestiones estaríamos en dificultades para poder pasar el primer trimestre. Esperemos que esta situación se revierta y que las personas que tienen en sus manos la decisión tomen medidas como corresponden a fin de poder garantizar el normal funcionamiento de las universidades para el año que viene”, explicó.

Mennecozzi indicó que se “han regularizado algunas partidas, lo que si también nos preocupa es que de la transferencia total que debería llegar a la UNCo todos los meses que es de 17 millones de pesos nos están transfiriendo solamente 12.5 millones. Eso sucedió en todos los meses que nos han transferido partidas y si esta situación tampoco se regulariza para fin de año habremos tenido un recorte concreto de 60 millones de pesos sobre un presupuesto que ya había sido adjudicado y que en principio no nos alcanzaba porque no estaba acorde con la inflación y el crecimiento de nuestros costos e insumos”.

“Esperamos que esta situación se regularice porque es un presupuesto que ya ha sido aprobado y que nos tiene con muchísimas dificultades para poder finalizar el año económico y financiero lo más prolijo posible”, cerró.