Cárdenas y Carrasco: “La policía disparó todo el día”

(ADN).- “Dispararon tanto que no se ni cuándo empezaron. Dispararon todo el día”. La frase es parte del testimonio de la reportera gráfica Alejandra Bartoliche, que declaró ante el Tribunal por la causa de los homicidios de Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco.

La fotógrafa barilochense expuso imágenes tomadas el 17 de junio de 2010, durante su jornada de trabajo, donde vivió en primera persona los conflictos que dejaron como saldo, a los dos jóvenes asesinados.

“Llegué al lugar a la 10,30 aproximadamente, era todo muy dramático”, relató la mujer mientras proyectaba algunas de las más de mil fotografías que tomó durante el fatídico día.

Mientras pasaban las fotografías, el fiscal Martín Lozada le preguntó a Bartoliche en qué momento la Policía había comenzado a efectuar disparos, a lo que respondió: “dispararon tanto que no se ni cuándo empezaron. Dispararon todo el día”.

Bartoliche remarcó además que no vio a ningún manifestante disparar armas de fuego, “si tiraban cascotes, pero no vi a ningún civil disparar” dijo y describió la situación como “caótica, no se entendía qué pasaba, no logré entender nunca por qué la Policía no podía contener una situación en la que eran 15 pibes tirando piedras contra más de 30 efectivos disparando”.

Luego de más de una hora de proyección de fotografías, el próximo testigo fue otro reportero gráfico, Fabio Hernández, quien en el momento de los hechos también cubrió para un medio local.

Cuando el testigo pasó ante el Tribunal hubo un conflicto entre las partes, ya que asistió a varias audiencias como fotógrafo del diario El Cordillerano. “Me voy a oponer a que declare este hombre porque no debería haber presenciado ninguna audiencia si iba a declarar como testigo”, manifestó el fiscal Martín Lozada.

La abogada querellante Marina Schiffrin también indicó que se oponía a la declaración de Hernández y consideraba “injusto” que familiares directos de las víctimas no hubiera podido estar en la sala por ser testigos, mientras que el fotógrafo si lo había hecho.

Finalmente, el juez Marcelo Barrutia decidió escuchar la declaración de Hernández, que había sido solicitada por la defensa a cargo de Sebastián Arrondo y Marcos Cicciarello.

Cuando los abogados le consultaron si había visto gente disparar aquel día, Hernández respondió “se escuchaban detonaciones pero no vi disparos”. Arrondo, en este caso, leyó parte de la declaración judicial del fotógrafo, tomada años atrás, luego de los episodios de violencia vividos en el Alto.

“Usted en su declaración dijo haber visto a dos personas, uno con una tumbera y otro con un calibre 22 que apuntaban a los policías”, dijo el abogado, lo que Hernández rápidamente desdijo: “no yo nunca dije eso, ni me acuerdo de haber venido a declarar”, respondió.

El episodio obligó a revisar las declaraciones para cerciorarse de que haya sido firmada por el propio Hernández y tras confirmarlo, el fiscal Lozada preguntó contundente: “¿Usted vio gente disparar o no?”, “no”, fue la categórica respuesta. El momento tenso generó reacciones en la sala y el juez volvió a remarcar que en caso de intervenciones debería desalojar el lugar.

Finalmente, declaró el tío de Nicolás Carrasco, Ramón Fernández, quien estaba junto al adolescente en el momento en que le dispararon. El joven llegó ante el Tribunal y aseguró haber visto a tres de los imputados el día que mataron a su sobrino. Con un dedo señaló a Argentino Hermosa, Fidel Veroíza y Víctor Sobarzo.

“La Policía tiraba todo el tiempo, no les importaba nada”, aseguró el joven quien también fue herido ese 17 de junio, mientras “me correteaban policías por Las Quintas y me dispararon en la pierna y el brazo”, indicó.

El juicio continuará este viernes a las 9 con la declaración de más testigos y se espera que se extienda durante la próxima semana también.

(Fuente e informe: ANB)