“Macri va a sostener el 40% de zona desfavorable”

(ADN).- El gobernador Alberto Weretilneck participó ayer de la reunión con sus pares y el presidente de la Nación, Mauricio Macri, para avanzar en el armado del proyecto de Presupuesto 2019. Luego, fue al canal Todo Noticias. Transformado en un vocero presidencial, aseguró que hay un compromiso del gobierno nacional de no avanzar en recortes a la Patagonia.

El mandatario explicó que el gobierno nacional “se comprometió a no disminuir las partidas de carácter social” y señaló que, en el caso de la Patagonia, “significa mantener el precio diferencial de los combustibles, sostener el 40% de la zona desfavorable de los jubilados y además ya se volvió para atrás con la quita de las asignaciones familiares”.

“En términos generales, la definición del gobierno fue que ni los gastos de la previsión social ni los gastos sociales tendrán una reducción importante en el presupuesto que se presentará el sábado”, agregó Weretilneck.

Sin embargo, la resolución estará en el Congreso cuando se vote el Presupuesto. Ayer, varios medios nacionales especializados aseguraron que el proyecto que el Ejecutivo enviará al Parlamento, contiene ajustes como la zona desfavorable y el régimen especial de jubilaciones docentes.

Weretilneck señaló además, que el Consenso Fiscal relacionado a Ingresos Brutos “no se modificó”, pero aclaró que “hay una intención de modificar lo que son Bienes Personales, y algunos aspectos del Anticipo a las Ganancias”. “Se resolverán detalles en las próximas 48 horas, fundamentalmente lo que son activos en el exterior, que se incorporarán al Consenso Fiscal firmado el año pasado”, completó, en diálogo con TN.

El gobernador remarcó que las provincias “estamos haciendo un esfuerzo fiscal de unos 85.000 millones de pesos, sustentado en tres ejes: el Fondo Sojero y los subsidios al transporte y la electricidad”.

Para el mandatario, la salida de la crisis tiene dos aristas claras: “La reducción del déficit vía reducción del gasto público en la Nación y las Provincias; y la generación de nuevos ingresos, fundamentalmente con retenciones. Entonces de un déficit del 2,5% del PBI estamos yendo al 0%”.

“La discusión además es que, sabiendo lo que esto implica en la sociedad, quienes tenemos algún tipo de decisión en el Estado nos comprometamos a sostener esto en el Congreso como una imagen de responsabilidad frente al escenario económico”, señaló Weretilneck.

Y agregó que todos los gobernadores “sin distinción de partidos o regiones, manifestaron la necesidad de que el país tenga un presupuesto y un ordenamiento económico”. “Nadie especuló con la crisis, con el desgaste o con una cuestión de egoísmo”.

Finalmente, Weretilneck entendió que al gobierno nacional “le falta que el argentino -el trabajador, el comerciante, el dueño de una pyme- sepa claramente cuáles son los pasos de la economía de acá al 2019; porque falta explicitar esto para que todos entendamos la manera en la que se debe resolver la crisis”.

“El nivel de inflación debe ser tenido en cuenta dentro de la agenda, porque pone en riesgo todos los acuerdos salariales y la futura competitividad de la economía. El argentino necesita que el Gobierno diga cómo va a luchar contra la inflación”, opinó el Gobernador.