Aborto. La grieta se instaló en el bloque de Juntos

(ADN).- La fuerte exposición de cinco legisladoras del oficialismo en la campaña contra la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo generó una fuerte polémica en el seno del bloque que conduce Alejandro Palmieri, al punto que es imposible reunirlo y mucho menos consensuar proyectos.

Por eso, las autoridades de la bancada de Juntos Somos Río Negro esperan que pase la votación en el Senado y calmen las aguas, para dar luz verde a una nueva sesión en el Parlamento de Río Negro.

Desde hace la vuelta del receso legislativo, hay contacto informales entre los presidentes de todos los bloques (que conforman la Comisión de Labor Parlamentaria y definen fecha y temario) para definir una sesión, pero la grieta en el oficialismo es un inconveniente. Sus autoridades temen que la tensión por el aborto se cuele y no se logren posiciones homogéneas, fundamentalmente en cuestiones vinculadas a las políticas nacionales, como el recorte de las asignaciones familiares.

Las dos puntas del ovillo son Tania Lastra y Marta Milesi, las emblemas de las posturas antagónicas. La legisladora de Roca se convirtió en una férrea activista de la “cruzada” -como dijo hoy en radio La Puntual- anti legalización. Por el contrario, la cipoleña es militante histórica de los derechos individuales, humanos, de la mujer y por la libertad de decidir la interrupción del embarazo.

Incluso, Milesi es autora de la ley de aborto no punible (que votó Lastra) en Río Negro.

Los ánimos fueron escalando y los cruces en los medios de ambas posturas dejaron secuelas. Pero detrás de ellas hay más legisladores oficialistas en la grieta. Según pudo saber esta agencia, esas diferencias esconden otras. Desde hace un tiempo que hay posturas encontradas. Un rápido repaso por las declaraciones sobre las políticas del gobierno nacional, evidencian esa afirmación que, por ahora, fueron contenidas, con excepción de la salida de Ricardo Arroyo.