Cruces en Cambiemos: “Que no sea una alianza boba”

(ADN).- La diputada nacional Lorena Matzen defendió su iniciativa de generar los consensos necesarios en el Congreso para rechazar el decreto presidencial que recorta las asignaciones familiares, y respondió a las críticas de su par Sergio Wisky y otros dirigentes del PRO.

Ayer, en radio La Puntual, Wisky consideró que “se apuró Lorena” porque la medida no “afecta tanto a Río Negro”. Hoy, Matzen recordó -en Frecuencia VyP- que “somos diputados nacionales, y si se afectan los derechos de los argentinos tenemos que estar ahí para marcarlo. No importa si se afecta más o menos a los rionegrinos”.

Y justificó su accionar: “Lo hago muy a consciencia, y para construir no para generar disonancias”.

La diputada del radicalismo fue una de las primeras en criticar el decreto 702 y se unió a otros legisladores nacionales de la UCR de la Patagonia para avanzar en el Congreso en su rechazo. Así, se corporiza los cuestionamientos que hicieron los titulares de los comité de Río Negro, Darío Berardi, y de Chubut, Darío Herrera, la semana pasada.

“Que no sea una alianza boba” pidió Matzen y levantó los principios e ideas radicales. “Una medida como ésta no le mejora la vida de la gente” aseguró. “No se trata de números, se trata de personas” evaluó en relación a los cálculos de ahorro que hizo el gobierno nacional cuando justificó el recorte.

Matzen expresó que “es un buen parámetro que se den estos debates en la alianza Cambiemos. Esto enriquece el espacio”.