Conesa: La parálisis de una obra deja a obreros sin salarios

(ADN).- El legislador Raúl Martínez pidió que se les pague a los trabajadores que construyen un Jardín de Infantes en la ciudad de Conesa. La obra pertenece al gobierno nacional y es certificada por la administración provincial. La empresa “BB” adeuda cuatro quincenas.

Martínez participó el jueves pasado -junto a dirigentes de la UOCRA- de la asamblea llevada a cabo por los obreros que sufren el atraso en el pago de sus salarios.

La obra, perteneciente al Plan Nacional 3000 Jardines, es ejecutada por el gobierno nacional bajo control e inspección del gobierno de la provincia. La construcción está a cargo de la empresa “BB” y permanece paralizada desde hace dos meses.

El dirigente del Frente para la Victoria manifestó su “profunda preocupación por la situación de los obreros” y la necesidad de “exigirle a las autoridades correspondientes la culminación de la obra”.

El parlamentario se reunió también con el presidente del Concejo Deliberante conesino, Héctor Mario Lineker, y la intendenta de la localidad, Alejandra Mas, con quienes evaluó “la difícil situación que viven las familias de los obreros”, junto a otros temas de agenda conjunta.

“La provincia, como contralor delegado de la obra, no puede permanecer pasiva ante esta situación”, concluyó Martínez.