En medio de la polémica, el gobierno explica Ingresos Brutos

(ADN).- La Agencia de Recaudación Tributaria salió a explicar el espíritu del impuesto de Ingresos Brutos y el por qué de su incremento. Además, valoró el esquema de bonificaciones que puso en marcha. Esto ocurre después del aumento en el tributo, que generó una fuerte crítica de diferentes sectores de la economía rionegrina.

Mediante un comunicado, sin responder las críticas ni poner en estudio los reclamos, el organismo explicó:

“Del total de contribuyentes encuadrados en actividades de comercio y servicio el 94.5% son consideradas Micro y Pequeñas Empresas que acceden a bonificaciones del 30% por buen cumplimiento.

En tanto, el 4.5% corresponden a medianas empresas las cuales acceden al incentivo del 15% y sólo el 1% no accede a la bonificación por estar dentro de las grandes empresas.

En el marco del Pacto Fiscal firmado con Nación la provincia de Río Negro fijó las nuevas alícuotas para los distintos sectores en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, las provincias fijaron topes para cada una de ellas durante los próximos 5 años, la única excepción para el año 2018, para la cual no existe tope fue para dos actividades, comercio y servicios.

El espíritu del consenso fiscal fue desgravar las primeras etapas de la actividad económica y establecer una alícuota fija y estable para los próximos 5 años del 5% para comercio y servicios (Excepto para los servicios relacionados con las actividades primarias y turísticas).

La provincia de Río Negro tenía una alícuota para el comercio y servicio que iba del 3% al 4% dependiendo la facturación de la empresa, a diferencia de otras provincias que llegaban a gravar estos sectores con el 6%, por ello el consenso fiscal no fijó un tope para este año a los fines de que estas provincias no pierdan recursos.

Por esta razón para el 2018 se fijó la alícuota que regirá los próximos 4 años con una fuerte política de bonificaciones para los contribuyentes cumplidores. Estas bonificaciones abarcan al 99% de los contribuyentes, que suman en total 59.729, del sector comercio y servicio sumado a la estabilidad fiscal dada a las Mipymes que hayan hecho inversiones productivas que conservan la misma alícuota que tributaban el año 2017 y las correspondientes bonificaciones de aquel periodo fiscal.

Las contribuyentes considerados Micro y Pequeñas Empresas, acceden a una bonificación del 30% por buen cumplimiento, lo cual representa el 94.5% del los contribuyentes, quedando una tasa efectiva del 3,5% comparada la del 3% y 3,5% que abonaban el año pasado según su facturación, es decir que el aumento de alícuota para algunos es del 0,5% y para otros no existe aumento. El 4.5% de los contribuyentes se encuadra en el segmento Mediana empresa y acceden a una bonificación del 15% por el pago en término, es decir que su alícuota efectiva es del 4,25% y la suba en este caso es del 0,75; sólo el 1% no accede a la bonificación por estar dentro de las grandes empresas.

Además por la adhesión de a la ley MiPyme, la Provincia asegura la estabilidad fiscal a las empresas que hayan hecho inversiones productivas durante el periodo fiscal 2016 y 2017, para acceder a estos beneficios deberán presentar una nota en la Agencia de Recaudación Tributaria y cumplir con los requisitos que establece la Resolución 4010/2017 de AFIP y el decreto reglamentario nacional 1101/2016”.