IDEA: los empresarios piden “acelerar” las reformas

El clima de optimismo colmó los salones del 53 Coloquio de IDEA, que se lleva a cabo en Mar del Plata. Los empresarios se mostraron relajados, alegres, abiertos a la charla. Entienden que llegó el momento y no lo disimulan. “Es ahora”, remarcó Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat-Chrysler Argentina, frente a la consulta de si lo que se viene tras las elecciones son la reforma impositiva y laboral.

“Es el momento de la reforma impositiva que hay que discutir en el Congreso y esa reforma va a impactar en la reforma laboral”, agregó el ejecutivo.

Los empresarios colmaron los salones del Sheraton de Mar del Plata para la apertura de la 53a. edición del Coloquio de IDEA. Más de 600 empresarios, que pagaron entre $ 40.000 y $ 65.000 por persona, ocuparon las 55 mesas con una idea común. Entienden que “por primera vez en muchos años” la agenda del sector privado concuerda con la del Gobierno, y no esconden su alegría.

Los hombres de negocios no se alejan de los números y ya piensan en el día después de las legislativas del domingo 22 y sacan cuentas. “El Gobierno está haciendo las cosas bien, encauzó al país, ahora entiendo que si saca una buena diferencia, podría ser seis puntos, en las elecciones de medio término se acelerarán las reformas impositivas y laborales”, explicó Carlos Blaquier, de Ledesma, que apuntó a Ingresos Brutos como un impuesto “tremendo”.

La definición de Blaquier, quien asegura que la diferencia entre lo que pide el empresariado y lo que el Gobierno desarrolla no es de concepción “sino de ritmo”, es la que prevaleció en la voz del sector privado.

Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial (UIA), se mostró “sorprendido de ver empresarios con mayor optimismo desde agosto (desde las elecciones PASO) a esta parte”. El empresario, que viene de Aceitera General Deheza (AGD), señaló que las reformas “se van a tener que hacer” pero que un buen acto eleccionario para el oficialismo “significa un fuerte respaldo”.

Por su parte, Facundo Velasco, gerente de relaciones instituciones de Acindar, señaló que la reforma fiscal es esencial. “Necesitamos menos presión tributaria, si uno tiene en cuenta que cuando querés exportar en tus costos aparecen impuestos que otros no tienen, tenés un problema”.

Aunque no todos los empresarios se sienten tan seguros como Blaquier para opinar abiertamente, la línea discursiva fue la misma. Por lo menos así lo dijo un encumbrado empresario de la industria pesada que prefirió mantener el anonimato, pero que no dudó en afiurmar que “si Cambiemos saca cuatro puntos de diferencia a favor en la provincia de Buenos Aires se acelera el ritmo de la reformas”.