Críticas por recorte presupuestario al INTA

Se suman las críticas y signos de preocupación por el recorte que el gobierno nacional dispuso sobre las recursos del INTA y que está comprendido en el presupuesto 2018. Se sumaron también la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), CARBAP Y Aapresid, que cuestionaron la medida de reducción de fondos que podría dejar sin sueldo a 500 personas y afectar drásticamente al funcionamiento de la institución.

Antes del envío del Presupuesto al Congreso, el INTA, que tiene 7100 personas ocupados de manera permanente y está de Norte a Sur del país con 440 puntos, entre agencias de extensión, unidades experimentales, laboratorios y centros de investigación, había calculado que el presupuesto del próximo año, inflación mediante, suba de costos y aumentos de salarios previstos, debía ubicarse en 6400 millones de pesos, contra los $ 4374,7 millones del año pasado. Sin embargo, en medio de reuniones con funcionarios de diversas áreas del Gobierno, recibió un no para esa proyección. Y logró acordar un monto de $ 5636 millones.

Eso no cubría lo originalmente planteado, pero el organismo se adaptaba a ese número. Pero hubo una sorpresa. El presupuesto finalmente llegó al Congreso con 5112 millones de pesos, una poda de $ 524 millones sobre lo que había aceptado, aun admitiendo un ajuste, el propio INTA.

Las autoridades del INTA sostienen que el presupuesto implica para el personal $ 218 millones menos, recorte que representa dejar de pagarle el sueldo a más de 500 personas.

En los últimos seis años, en línea con el crecimiento de agencias de extensión, el INTA sumó 600 empleados. Pero desde noviembre pasado entre jubilaciones, despidos y retiros se fueron 135 personas, aproximadamente.

Tiene un cuerpo de investigadores con un alto grado de posgrados, maestrías y especializaciones. Todos los años realiza unos 500 concursos para cubrir diversas funciones, entre ellas los cargos para las estaciones experimentales. Sin embargo, ahora puede perder esa potestad, ya que primero para llevar adelante el proceso del concurso deberá pedir permiso en la Jefatura de Gabinete de la Nación.

“El proyecto de ley del presupuesto nacional 2017 prevé una asignación de recursos que no logra cubrir el funcionamiento y continuidad de las líneas de trabajo del INTA, pone en riesgo los puestos de trabajo de más de 600 investigadores y discontinúa la histórica carrera de formación de becarios en la institución, entre otras consecuencias. Esto significa que se limita la capacidad de promover acciones para fomentar la innovación tecnológica de insumos y procesos para el sector agroindustrial, agroalimentario y forestal, a través de la investigación aplicada y el desarrollo tecnológico”, explicó una fuente consultada por La Nación.

Otra fuente ligada al INTA admitió también que, sin recursos suficientes para garantizar el funcionamiento de la estructura actual, “se puede llegar a cerrar alguna estación experimental” de las tantas que están en el país.

Por otra parte, de 70 a 80 millones de pesos que el organismo tenía todos los años para compra de equipos, adquisición de repuestos para radares y camionetas, ahora contará con solo 500.000 pesos, una cifra irrisoria.

Recientemente, el gremio del personal del INTA, Apinta, emitió un comunicado advirtiendo sobre los diversos problemas que ya están observando diversos funcionarios en ese organismo.

A todo esto, desde hace 26 años, junto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el INTA lleva a cabo el programa Prohuerta con presencia en el 90% de los municipios del país. En el marco del Prohuerta se encuentran funcionando 400 mil huertas familiares y escolares. El dato positivo en esto es la ministra Carolina Stanley le va a dar un fuerte impulso y de los $ 190 millones del año pasado se van a destinar $ 460 millones para este programa.