El ex intendente de Ramos Mexía responde acusaciones

El ex intendente de Ramos Mexía, Javier Gimenez, respondió a las acusaciones del concejal (FpV) de esa localidad, Ramiro Huinca, sobre que el anterior jefe comunal había emitido cheques sin fondos del municipio.

Gimenez dijo que no tiene ninguna notificación de alguna denuncia y califica a la denuncia como “una campaña de prensa que justifica” y destaca que “todo parece indicar que el concejal Ramiro Huinca y su padre, secretario de gobierno de la actual gestión Municipal de Ramos Mexia, siguen utilizando herramientas equivocadas: la disociación, el rencor o el resentimiento que solo perjudican y dividen nuestra sociedad”.

Agregò que “el concejal Huinca debería realizar una profunda autocrítica de sus acciones e imagen, ya que a seis meses de haber asumido su cargo como Concejal, gran parte del pueblo de Ramos comenzó a pedir que se lo investigue al tener datos certeros de incurrir en doble percepción de haberes: un sueldo de salud pública y otro de la Municipalidad de Ministro Ramos Mexía, lo cual constituye un delito según nuestra constitución provincial, nuestra carta orgánica y el estatuto de ética pública. Lo que lo convierte lisa y llanamente en un estafador. Y como lo hizo a sabiendas, debería dejar el cargo por vergüenza propia además de pedirles perdón a los buenos dirigentes del FPV”.

También señalò Gimenez que “las denuncias y la búsqueda de dichos resonantes no podrán disimular la ineptitud que han mostrado desde que asumieron. Confrontar e impulsar peleas no los absuelve de no haber hecho nada en favor de la gente. Esa actitud no aporta nada constructivo ni al presente ni para el futuro de la localidad, sino por el contrario: la prepotencia y la falta de ideas los muestra como los ve el pueblo, vegetando y aferrados al pasado, cada vez más lejos del horizonte que necesitamos visualizar. Ramos debe ser un pueblo pujante, en continuo crecimiento y lleno de esperanzas”.